Startup Grind Barcelona: entrevista a Ana Maiques de Neuroelectrics

La semana pasada tuvimos el placer de asistir a Startup Grind Barcelona en el Mobile World Centre, un evento mensual dirigido a emprendedores que se está consolidando como el punto de encuentro de referencia para startups en la capital catalana. Se trata de una iniciativa de Google for Entrepreneurs con el objetivo de crear una comunidad global centrada en educar, inspirar y conectar a emprendedores. A día de hoy, en el sillón de invitados de Startup Grind Barcelona se han sentado profesionales de la talla de Nacho González Barros (Infojobs, Mailtrack), Philippe Gelis (Kantox), Marcos Alves (Eltenedor.es), Marc Vicente (Rakuten) y Jordi Priu (101 Startups) entre otros.

El evento dura unas 3 horas y empieza con una sesión de micro abierto, en  la que los asistentes pueden pedir y ofrecer sus servicios a la comunidad, siempre de acuerdo con los valores de Startup Grind. A la siguiente hora se le da un enfoque más pedagógico, esta vez fue Joan Miquel Martínez Torrents, fundador de Adverway, quién nos dio una charla realmente interesante sobre las aplicaciones de la gamificación al ecommerce.
 
Luego es el turno de la entrevista al estilo fireside chat. En esa edición, el invitado estrella fue Ana Maiques (Starlab, Neuroelectrics) que fue recibida al más puro estilo americano a ritmo de “Eye of the Tiger” y con la audiencia en pie. Las entrevistas en SGBCN son dinámicas y participativas, siempre con un enfoque práctico y pedagógico gracias a la habilidad de Àlex Rodríguez Bacardit para sacar lo mejor de cada invitado. Esa no fue la excepción y pudimos conocer tanto la historia empresarial de Ana, como sus objetivos actuales y su visión de mercado.

 

IMG_20150225_193213

 

Ana Maiques, fundadora de Starlab y posteriormente fundadora y CEO de su spin-off, Neuroelectrics, es una mujer que ha sabido ver a tiempo que uno de los grandes focos de mercado de nuestro siglo gravitará en torno al Espacio y a la Neurociencia. Ana y su equipo tuvieron la valentía de comprar la empresa para la que trabajaban cuando ésta quebró, y juntos la sacaron de aquella situación crítica, formando Starlab. Según la propia Ana, las empresas necesitan fricción para innovar, la fricción de las mentes de un equipo brillante de científicos e ingenieros, orientada a la consecución de un objetivo claro: conseguir transformar la ciencia en soluciones útiles para sus clientes.

 

Uno de los aspectos que más nos llamó la atención durante la entrevista fue Enobio, el casco para medir la actividad cerebral de Neurolectrics. Tenemos experiencia previa en el uso de la encefalografía (EEG) en campos como la investigación en UX o el diagnóstico y tratamiento de la epilepsia, de modo que conocemos de primera mano los problemas que comporta tener que llevar el amplificador de señal encima, estar rodeado de cables y usar un gel especial para mejorar la conductividad de los electrodos. Enobio es wireless y evita el ruido en la señal con una solución simple y elegante, poniendo nuevamente de manifiesto la importancia de trabajar con un equipo multidisciplinar: ¡el amplificador de señal se encuentra en el propio casco!

 

Otro aspecto a destacar es que, tal y como mencionó Maiques, en Starlab tuvieron que realizar una importante tarea comercial. Esta tarea que ella definía como “coger el maletín y empezar a llamar a las puertas” resultó muy importante para el desarrollo de su dispositivo de EEG puesto que el feedback que recibían provenía directamente de profesionales que les comunicaban qué esperaban de un dispositivo así. Ahora, un dato interesante para las startups: tardaron aproximadamente 10 años en obtener un producto robusto pero sacaron un prototipo al mercado (“cacatipo” como ella lo llamaba) para poder obtener el feedback que los acercara al producto final. En resumen: hay que tener paciencia, trabajar con constancia y sacar tu producto mínimo viable cuanto antes.

 

Ana también comentó que actualmente no tienen que preocuparse tanto de vender a puerta fría, ya que confirmó que el grueso de sus ventas se realiza online. Como era de esperar, únicamente el 10% de su facturación se centraliza en España, un 40% en el resto de Europa, un 35% en Estados Unidos y el 15% restante se encuentra repartido por Asia.

 

Como siempre tras el fireside chat, era hora del networking cerveza en mano y catering a cargo de las deliciosas empanadas Mun. No todo en la vida del emprendedor va a ser sufrimiento, ¿no?

En definitiva, la edición de febrero de Startup Grind Barcelona nos ha dejado con un muy buen sabor de boca (no sólo por las Muns) sino por el hecho de haber tenido la oportunidad de hablar cara a cara con Ana y ver que la neurociencia no es sólo para geeks como nosotros, sino una disciplina con un futuro prometedor y con posibilidades a nivel empresarial.

El único punto negativo de la tarde: nos fuimos sin saber qué opinión le merecía Microsoft Excel a la invitada. Los asistentes recurrentes lo entenderán 😉

Directo a la Nuez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *