4 Consejos para que tu marca haga amigos

Los perfiles personales y los corporativos ya son casi indistinguibles en la mayoría de redes sociales y las empresas cada vez dedican más recursos a gestionarlos adecuadamente e integrarlos en su estrategia de comunicación. Según el Social Media Marketing Industry Report de 2013 publicado por Socialexaminer.com, 6 horas a la semana de trabajo en redes sociales supusieron un crecimiento del 64% en generación de leads para las marcas.

 

Brand-Architecture-Strategy

 

Teniendo en cuenta que las relaciones entre las marcas y las personas se rigen por los mismos principios de psicología social que las relaciones personales, deberíamos seguir los mismos pasos que seguiríamos si tratáramos de hacer un amigo. Si los clientes nos aman es más probable que se acuerden de nuestros productos para satisfacer sus necesidades. Entonces, ¿cómo podemos conseguir que los clientes nos amen gracias a las redes sociales? Os dejamos con unos tips:

 

1. Pídeles un favor (sí, en serio)

Nos gusta la gente que nos hace favores. Y, según el Journal of Personality and Social Psychology, nos gusta la gente a la que le hacemos favores. Esto se debe a nuestra necesidad de evitar la disonancia cognitiva; los favores se los hacemos a la gente que nos gusta, por tanto la persona a la que le hemos hecho el favor debe gustarnos. Es decir, primero se da la acción y luego nuestro cerebro, actuando como un observador externo, le da una explicación. Este efecto se conoce como el Efecto Benjamin Franklin. Por otro lado, ayudar a otros mejora nuestro autoconcepto y nuestra autoestima y estas sensaciones positivas las asociamos a la marca en cuestión.

 

2. Haz preguntas

Interésate por tu audiencia, no sólo ganarás valiosos insights, sino que permitirás que construyan su representación de sí mismos y asociarán a ti esos sentimientos positivos que surgen al poder contar su historia.

 

3. Métete en la conversación

La gente habla constantemente y con casi 10.000 tweets por segundo es difícil escuchar todo lo que se dice. Pero recuerda, entrar en la conversación sin leer primero qué es lo que opina tu audiencia no es una buena idea, y no uses un hashtag ni un tema popular sin asegurarte de que lo conoces bien primero. Sigue el ejemplo de Heineken, Kit Kat o LG, que entraron con clase y con éxito a la conversación #Bendgate sobre el iPhone 6.

 

Bendagte

 

4. Mima a tu audiencia

Refuerza positivamente las acciones que quieres que repitan o elogia el estilo de vida de tu target, ¡deja que se les suba a la cabeza! Según Rothschild y Giadis en el Journal of Marketing, el refuerzo positivo tiene una gran utilidad a la hora de influir en la conducta del consumidor. Eso sí, sé honesto. Si tu audiencia percibe un interés oculto detrás de tus elogios van a ponerse a la defensiva.

 

¿Se os ocurre algún ejemplo? ¿Habéis puesto en práctica estos consejos? ¡Queremos saber que tal os ha ido! Nos vemos en las redes sociales 😉

Lidia Infante

Psicóloga, profesional del inbound marketing y apasionada de la comunicación y el desarrollo de la marca. El marketing no se entiende sin consumidor y el consumidor no se entiende sin la psicología. Una buena política de relaciones públicas lo cambia todo.Lo que me hace feliz: la automatización del marketing online, una UX que convierte y el café.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *