Meme marketing: estar al día merece la pena

Hoy te vamos a hablar sobre un tipo de marketing que tiene un alto índice de viralización y que, además a nosotros como marketers, nos divierte usar. Hablamos de Meme marketing y de por qué estar al día merece la pena.

Vamos a empezar con dos definiciones importantes sobre el tema:

  1. Meme: unidad teórica de información cultural transmisible de un individuo a otro, o de una mente a otra, o de una generación a la siguiente.
  2. Marketing: disciplina dedicada a… es broma, no te vamos a definir el marketing de nuevo.

Seguramente en cuanto has leído la palabra “meme” has evocado imágenes graciosas de gatitos, de bebés o de algún tipo de vídeo corto. Y es que los memes están a la orden del día, los encontramos en todas las redes sociales y son facilitadores de viralización dada su capacidad de transmisión. Estamos ante el sueño de todo marketer. ¿Por qué? Atento a lo que viene a continuación.

Anatomía del Meme

 

  • Ya es viral. Efectivamente, los memes son virales per se. Esto quiere decir que, si eres lo suficientemente rápido o rápida a la hora de lanzar tu campaña, puedes aprovechar la tracción de dicho meme para usarla en tu beneficio. El término que recibe esta práctica se conoce como Memejacking y ya hemos visto a unas cuantas marcas hacerlo. Un ejemplo muy claro fue el de Blizzard usando a Chuck Norris y sus famosos “hechos”.

 

 

La desarrolladora demostró conocer muy bien a su audiencia con el lanzamiento de esta campaña y este es uno de los puntos claves en el memejacking: que el meme que vas a apropiarte y estrategia de marca estén alineados.

 

  • Fácil consumo. La era de Ad-Block juntamente con el fenómeno Banner Blindness hacen que cualquier usuario sea extremadamente insensible a los anunciantes. Por eso el meme juega un papel relevante ya que es algo familiar, muy fácil de procesar y que además se presta a ser compartido (todos hemos dicho el típico “mira lo que me acaban de pasar por el grupo de WhatsApp”).  No nos digáis que no conocéis a este gato:

 

Grumpy_Cat_No_01

Grumpy Cat en todo su esplendor

 

  • Fácil de crear. Una vez has seleccionado el meme que mejor se adapta a tu campaña lo único que necesitas es conocimiento básico de Photoshop o un Memegenerator para tener tu imagen lista para ser lanzada a las redes.

 

  • Es gracioso. Un meme bien hecho requiere mucho sentido del humor y hace que nuestra audiencia se ría. Si nuestro público objetivo nos reconoce como una marca con sentido del humor y actualizada, nos está asociando con emociones positivas y eso, a su vez, facilita el recuerdo. Un muy buen ejemplo de una campaña divertida es la que HipChat lanzó en EEUU con una valla publicitaria.

 

meme yuno

 

¿El resultado? Un gran incremento en las búsquedas de la compañía, una alta exposición mediática (hasta aparecieron en TechCrunch) y la adquisición de nuevos clientes. Todo ellos gracias al uso de una imagen simple, sentido del humor y mucho valor.

Para acabar

 

Ya hemos visto de qué está compuesto un meme, pasemos a dar un par de pinceladas sobre qué hay que tener en cuenta a la hora de usarlo:

  • Conoce a tu audiencia. Este punto es crucial, debes saber a quién te estas dirigiendo, qué meme tiende a compartir o si de entrada, no consume este tipo de contenido.
  • Conoce tu meme. Puede parecer obvio pero debes conocer la historia del meme y su significado para ver si de verdad encaja con tu estrategia de comunicación. Un ejemplo claro de un fallo en este sentido por no prestar atención al contexto es el famoso fail de #PAU2015 de Paulina Rubio en Twitter.
  • Crea borradores. Como todo fragmento de copy, prueba diferentes fórmulas y pide feedback para ver si de verdad funciona o no tu idea, que a ti te parezca gracioso no implica que lo sea para toda la comunidad.

Hasta aquí el post de hoy sobre meme marketing, esperamos que te haya dado alguna idea para usar en tu estrategia de social media.

Adrian Díaz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *