El Efecto halo en nuestras campañas de branding

A la hora de relacionarnos con nuestros clientes existen varios sesgos cognitivos que influyen en cómo el cliente valora a la marca, sus productos y el servicio recibido que pueden convertir cualquier campaña en un éxito total o un fracaso absoluto.

Entre ellos está el Efecto halo, que básicamente describe el impacto que tiene la primera impresión a la hora de valorar distintos productos de una marca o nuestros distintos contactos con esta. Por ejemplo, si nos gusta una persona, tenderemos a asignarle más características positivas o a valorar más positivamente su conducta que si esa persona no nos ha gustado de entrada. Lo mismo ocurre con las marcas o productos; si nuestra experiencia con el producto de una marca determinada es buena, tenderemos a valorar más positivamente otros productos de la misma marca que si no hubieramos tenido esta experiencia agradable previa. Es decir, generalizamos erróneamente a la hora de valorar los atributos de una marca o producto a partir de una característica que nos haya llamado la atención.

El Efecto halo fue descubierto por Edward L. Thorndike (1920), un psicólogo conductista estadounidense, mientras estudiaba cómo influía este sesgo en los sistemas educativos y judiciales, pero veremos algunas técnicas que nos permitiran usarlo a nuestro favor en nuestras campañas y superar el efecto halo tras una primera impresión negativa.

1. Asociar la marca a personajes famosos

El ejemplo perfecto en este caso sería el endorsement que hace George Clooney de la conocida marca de café Nespresso. Asociando nuestra marca a una celebridad cuya imagen encaje bien con la de nuestra marca podemos usar el Efecto halo a nuestro favor, ya que generaremos una primera impresión positiva que influirá en la valoración que haga el cliente de nuestra marca.
Efecto halo George Clooney Nespresso

2. Planificar cuidadosamente la primera impresión

Planificando correctamente y con cuidado la política de comunicación y relaciones públicas de una marca podemos decidir qué impresión damos y cuando, dónde o cómo la damos. Si no dejamos el primer contacto de los clientes con nuestra marca al azar podemos prevenir malas primeras impresiones que perjudiquen a la marca a largo plazo y construir una buena relacion de los clientes con nuestra marca desde el principio. Los medios online como Twitter Ads, Facebook Ads o la Red de Display de Google Adwords presentan muchas ventajas a la hora de decidir cual es la primera impresión que se llevarán los clientes de nosotros ya que nos ofrecen mucho control sobre la segmentación del público, ubicación del anuncio, hora del día, etc.

3. Un producto realmente excelente en la linea de productos

Un ejemplo claro de esto nos lo trae la marca Apple. Gracias al iPod, que tuvo un éxito aplastante y enamoró al público por su innovación, diseño y calidad, aumentaron las ventas de ordenadores Macintosh. El éxito del iPod llevó a los clientes a comprar otros productos apple. Y la historia se repite: el Efecto halo del iPhone es uno de los factores en el éxito de ventas del iPad.
Efecto halo IPhone

Repasemos: el Efecto halo es un sesgo cognitivo que describe la generalización erronea de la primera impresión o característica destacada y cómo afecta a la valoración que hacemos de las marcas. Podemos usarlo a nuestro favor mediante el endorsement de personas famosas, planificando cuidadosamente la primera impresión y a través de un producto excelente.

¿Conocíais el Efecto halo? ¿Se ye ocurre algún otro modo de usarlo a nuestro favor? ¡Cuentanoslo en la sección de comentarios!

Lidia Infante

Psicóloga, profesional del inbound marketing y apasionada de la comunicación y el desarrollo de la marca. El marketing no se entiende sin consumidor y el consumidor no se entiende sin la psicología. Una buena política de relaciones públicas lo cambia todo.Lo que me hace feliz: la automatización del marketing online, una UX que convierte y el café.

One Comment

  1. los influenciadores son muy importantes en toda campaña de marketing, puesto que nos afectan a nivel psicologico, influenciando en nuestra percepcion de los productos o servicios que nos ofrecen

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *