Startup Grind BCN August Edition! Storytelling, gamification y mucho más

eres el protagonista o la protagonista de esta historia. Eres un druida que acaba de descubrir, tras muchos años de investigaciones en el bosque, una nueva pócima que puede hacer que la gente sea más feliz mientras desempeña sus labores cotidianas (y no, no es alcohol).
Llegas a un pueblo, te diriges a la plaza principal y te subes a tu carromato a explicar las bondades de tu gran descubrimiento. Empiezas a relatar una por una las propiedades de tu producto pensando que, en cuanto acabes, te lo quitarán de las manos pero ¡oh! de repente la muchedumbre se empieza a disolver, se aburren con lo que cuentas y tu te quedas con tus pociones en el carro y sin dinero para llegar al siguiente pueblo.
Mientras te preguntas qué ha podido ir mal, un grupo de niños pasa por delante de ti; uno de ellos está enarbolando un palo con mucha ceremonia, como si se tratara de un antiguo rey y te percatas de que hay un fraile que les está explicando una historia, prestas atención y te das cuenta de que está relatando hechos que sucedieron antaño. De repente el fraile lanza una pregunta al aire, el portador de la espada no es capaz de responder a tiempo pero otro de los integrantes del grupo sí, el fraile le felicita y le pasa la espada, su premio.

forest

El bosque del que has salido

En este preciso instante te das cuenta de lo que fallaba en tu estrategia de venta: hacer que el público se identificara con tu producto. No únicamente por sus propiedades sino por la historia que envuelve su descubrimiento, la motivación que tienes para ayudar a la gente, los problemas a los que te enfrentaste para conseguir algunos ingredientes…

Estructuras toda la historia en torno a tu producto, ya has creado tu identidad de marca y estás preparado o preparada para evangelizar a tus clientes pero recuerdas al fraile y ves que te falta algo: enganchar a tu audiencia con un sistema de recompensas. Así pues, elaboras un ingenioso sistema de recompensas (ofertas, regalos, puntos, niveles, etc.) basado en diversas variables (consecución de objetivos, tiempo de ejecución o número de aciertos, por ejemplo).

Vuelves a tu carromato y ves que esta vez la muchedumbre te escucha interesada ya que ahora tienes un hilo argumental que liga la historia y la cohesiona. Finalmente empiezas a usar el sistema de recompensas con las personas que han adquirido tu producto y, sorprendentemente, acabas fidelizándolos y haciendo que ellos mismos sean los que evangelicen a sus congéneres.

Storytelling, gamification y narración transmedia

 

Lo que acabáis de leer, no ha sido más que un un burdo intento de la creación de una historia para transmitir un mensaje. Hemos usado un protagonista con el que os podríais identificar (druida con pócima para ayudar a los demás y emprendedor con producto revolucionario), un hilo argumental y un mensaje subyacente que se quería transmitir. El mensaje que se quería transmitir eran los beneficios del storytelling y de la gamificación.

Estamos escribiendo sobre esto hoy porque tuvimos la gran suerte de atender la última edición de Startup Grind Barcelona, uno de los eventos para emprendedores y startups con mayor crecimiento en España. El invitado para el fireside chat era Óscar García-Pañella, socio de Cookiebox, experto y consultor en el campo de la gamification además de docente en diversas instituciones. ¿Qué es Cookiebox? Es una consultoría de RRHH que está especializada en la narración transmedia usando los siguientes recursos:

  • Talleres de (Trans)formación,
  • Películas (Dramanagement)
  • Videojuegos (Y-games)
  • Comics (Bizz-Comics)
  • Aplicaciones Digitales (Talent-App)
  • Sinergias interdisciplinares (Management & Arts)
  • Cajas de Autodesarrollo (SelfDevelopmentBoxes)

 

¿Qué hace Óscar ahí? Él es su consultor en gamification y gracias a él aprendimos las tipologías de jugadores de Bartle y sus características o los beneficios de la narración transmedia a la hora de hacer llegar un mensaje a nuestro público. Nos puso ejemplos de una ambiciosa campaña que tienen ahora entre manos en la que el objetivo es conseguir que maquinistas que llevan muchos años en la profesión se aprendan los nuevos protocolos de seguridad. El problema es que este target está muy habituado a lo que han hecho durante toda su vida pero parece que, gracias a Cookiebox, el proceso de aprendizaje sale adelante y con buenos resultados.

Otro de los ejemplos que más nos llamó la atención fue el del uso de DJ y video DJ en unas formaciones de liderazgo para mandos medios. En Cookiebox trabajan muy bien la teoría psicológica que hay tras cada una de sus acciones, tal y como mencionaba el propio experto en gamification “la psicología es lo primero¨ y, en este caso concreto, se nos comentó que existe una correlación entre las características de un buen DJ y las de un buen líder.

Ya lo hemos comentado en otros posts pero lo repetimos: la clave no es ofrecer el mismo contenido que la gente ya conoce de la manera que ya conoce, la clave es llegar a la emoción de nuestro target para así conseguir que su cerebro nos siga, todo se reduce a cómo transmitimos el mensaje y está claro que en Cookiebox lo hacen muy bien.

Fin

Adrian Díaz

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *