Gestionando la variedad: cómo ofrecer más productos puede dejarte sin clientes (y cómo evitarlo)

Figura 1: ejemplo de dos clientes definidos según sus preferencias para las 4 dimensiones del producto.

Cualquier producto podría definirse como un punto en un espacio delimitado por cuatro dimensiones: precio, calidad, valor aumentado y valor intangible. El precio hace referencia al precio de venta del producto. La calidad, a la capacidad del producto para resolver la necesidad del cliente.… Continue Reading